BUTACA

Os presentamos la butaca más resistente. Una butaca que aunque no esté hecha de los mejores materiales, ni tiene un diseño exclusivo, ni mucho menos es la más cómoda, es la única capaz de aguantar el dolor e impotencia de los padres de un niño con cáncer.

Cuando escuchamos un caso de cáncer infantil, se suele poner el foco en los niños, pero existe alguien que incluso sufre más que ellos: sus padres.

Por eso, en Fundación Aladina queremos poner toda nuestra atención en los padres de los niños con cáncer: en su preocupación, en sus noches sin dormir, en su dolor.

A modo de homenaje le hemos dado especial protagonismo al sitio donde ellos viven todo esto.